Los desafíos del comercio local: la economía colaborativa al rescate

Beatriz Sanchez July 12, 2020 22:56

Share:

¿Os imaginais ver nuestras calles así? 

Anotaci-n-2020-04-23-235554

Sí, esto ya ha pasado, ahora se nos coló un virus, pero...

¿Qué estaba ya sucediendo antes? y ¿qué va a venir después?

El Desafío del comercio local ante la globalización y los medios digitales.

Mucho antes de que llegase la pandemia  observábamos como pequeños comercios tenían que bajar sus persianas ante la enorme competencia de grandes plataformas digitales, ya estábamos ante un cambio de paradigma online, veíamos como cientos de bares y restaurantes eran cedidos en beneficio de economías más pudientes, otro paradigma  más bien político. Pero la cuestión es que los perjudicados siempre eran los mismos.

"Las crisis casi siempre llegan sobrevenidas por algo que escapa a nuestro control" 

Burbujas financieras que estallan,  subidas y bajadas de valores bursátiles y ahora un virus. Siempre soportan el mayor peso los que nada tienen que ver con todo esto o ni siquiera lo entienden. Mientras algunos  juegan al monopoly y tiran dados al azar, el resto sufre las consecuencias.

 Tras esta pandemia los comercios que pueden sufrir más, son los más próximos a nosotros, los que tienen menos capacidad de hacer frente a estos periodos y que ya venían arrastrando el lastre de tener que competir con tiburones digitales, son también los que alegran nuestras calles y las llenas de vida y color, porque sin el comercio local, no hay vida.

Son servicios donde prima los humano sobre lo material. La presencia y el trato sobre lo ausente y frio del ciberespacio. Pero, es un hecho, que, sin ciberespacio, a día de hoy, no hay comercio que resista, y la tendencia va a ser mayor consumo y presencia online. Tenlo presente. Toca renovarse o morir. Aún así  tenemos la capacidad de elegir en cuales depositamos nuestra confianza y por qué.

La globalización Versus la economía colaborativa como solución

La globalización ha traído una dependencia enorme de grandes mercados, donde prima la cantidad sobre la calidad, la inmediatez  sobre los valores, el precio sobre el servicio.

Si no nos protegemos entre nosotros no lo hará ningún mercado, ni ningún gobierno. Proteger nuestra  economía depende de todos.

Frente a esto las estrategias e iniciativas empresariales colaborativas que asomaban tímidamente hace unos años  están ahora cogiendo  fuerza, porque por fin  nos hemos dado cuenta que no podemos depender tanto de situaciones externas, o de mejores o peores gestiones políticas para sobrevivir.

Para afrontar todo esto necesitamos crear relaciones empresariales comunitarias fuertes y sólidas que se retroalimenten a sí mismas, que no dependan tanto de burbujas especulativas, grandes mercados low cost, crisis varias y resto de movimientos ajenos a nuestro día a día real.

Se podría coger como analogía una fortaleza medieval con un castillo y su muralla.

De puertas para dentro de la muralla están las casas y comercios, la vida y las relaciones transcurre dentro (empresas de la red), se auto-gestionan (colaboraciones, negocios, compra-ventas)  ajenos a lo que esté sucediendo fuera de esa muralla. Si se está lidiando un combate fuera (crisis bursátil) no les afecta, mientras la muralla les proteja, porque tienen todo lo que necesitan dentro para establecer su vida mientras dure “la tormenta”, o al menos tendrán muchos más recursos que aquel al que el combate pilla fuera y sólo en medio del campo y sin forma de abastecerse porque la contienda ha arrasado todos los terrenos fértiles del exterior.

Economía horizontal frente a economía vertical

En los últimos años ha habido una especie de debate/enfrentamiento político en cuando al modelo económico a seguir, debatiéndonos entre 2 prácticamente, como si por alguna razón no pudiesen existir o no se pudiesen inventar otros mejores. Es la tendencia humana del “mejor malo conocido que bueno por conocer”. Nos cuesta cambiar de modelos y costumbres,  ¿para qué complicarnos pensado en algo nuevo?, menos mal que no nos quedamos en el feudalismo, ¿no? undecided

  1. Capitalismo por un lado, con sus correspondientes beneficios en cuanto a libertad absoluta en transacciones económicas pero donde su esquema tan competitivo y vertical está sumiendo a la sociedad en desigualdades profundas y problemas de sostenibilidad. El mantra predominante es “sálvese quien pueda” o “tonto el último”
  2. Comunismo, por otro lado, donde, teóricamente,  el reparto de la riqueza se da por igual pero se priva de la libertad individual económica y financiera o incluso la movilidad. Por tanto, también es vertical.

Ambos sistemas está demostrado que a día de hoy quedan caducos y no tienen capacidad para responder a las necesidades presentes ni para hacer frente a las que vienen ni a nivel humano, ni empresarial ni a nivel sostenible. Ya no sirven ninguno de los 2.Toca volver a mover ficha hacia otro sistema.

¿Y por qué no el “Colaboracionismo”?.
El cooperativismo ya estaba funcionando bien en sectores agroalimentarios sobre todo, y expandiéndose  cada vez más a otros, ya teníamos cierta referencia. ¿Por qué no plantear un sistema parecido?

Los pilares de la economía colaborativa:

Transacciones  libres dónde ambas partes ganan estableciendo una colaboración, beneficio o ayuda mutua. No es un trueque, aunque también lo puede incluir. Es un beneficio mutuo. Y cuanto más grande sea esa red, más grande es el beneficio de todos y más opciones de negocio se presentan para todos.

Sistema horizontal-Se establecen  relaciones más horizontales y menos verticales/tradicionales, donde si uno gana, ganan todos. Hablamos de tú a tú. Sentimiento de equipo, no de competición.

Crecimiento indefinido- No hay límites, puedes crecer tanto como quieras recibiendo de otros, y ayudando, a su vez, a otros a hacerlo aportando de ti.

Es crecer “Gracias a”, en vez de “a costa de”. Esa es la premisa diferenciadora. Nadie se queda atrás y es mucho más sostenible a todos los niveles.

Mismas oportunidades-Todos tenemos la oportunidad de emprender y crecer. No  es indispensable contar con grandes cantidades de capital por anticipado para desarrollar tu negocio, sino que entre todos lo hacemos crecer para, a su vez, obtener beneficios para todos.

“Uno para todos,y todos para uno”

¿Quieres conectar con el autor de este mail? Solo tienes que enviarlo tu mail y el motivo

9482
Escrito por

Beatriz Sanchez Follow

Trafficker digital+copywritter

Mantente informado

Obtenga ofertas especiales de los últimos desarrollos de Lobees